Parque Nacional Perito Moreno

Se encuentra en el noroeste de la Provincia de Santa Cruz entre los 47° 42' y 48° 12' de Latitud Sur, en una región montañosa y lacustre asentada sobre valles de más de 700 m s.m.
Esta ubicación geográfica y orográfica particular, determina un clima sumamente riguroso (tanto en invierno como en el verano) con fuertes vientos del oeste y una vegetación arbórea achaparrada (excepto en la cuenca de los lagos Nansen y Azara, donde debido a la menor elevación el ambiente se vuelve más favorable para la existencia de un bosque alto de lenga y guindo).


Antecedentes de su creación y funcionamiento

• Su creación data del 11 de mayo de 1937, en virtud de la Ley 13.895.
• Su nombre perpetúa la memoria del Perito Dr. Francisco Pascasio Moreno, precursor de nuestros parques nacionales.
• Tiene una superficie de 84500 Has. destinadas a Parque Nacional y 30500 Has. como Reserva Natural, lo cual totalizan 115000 Has. como área total de dicho Parque Nacional.

Relieve del suelo

La parte más baja del Parque Nacional Perito Moreno está, en términos generales, por encima de los 800 m sobre el mar y constituye el área correspondiente a los valles habitados y cubiertos de coirones.
Una sucesión de cerros y montañas se van escalonando de este a oeste y de norte a sur, presentándose (si el observador se ubica en el amplio valle inmediato a la entrada del Parque Nacional) como un inmenso anfiteatro que abarca todo el sistema montañoso.
Se distinguen los siguientes cerros, cordones y picos: Sierra Colorada cuya altura estimamos en unos 1200 m, poseyendo una coloración rojiza y sus laderas oeste muy abruptas.
A continuación (y separada por el río Turbio) se halla la Sierra de las Uñas, de 1380 m, el cerro Peinado de 2482 m, interrumpido de la sierra anterior por el río Lácteo que nace fuera del Parque Nacional en el hermoso Cerro San Lorenzo, de 3700 m de altura generalmente cubierto por nubes.
Después del Cerro Peinado se encuentra el Cerro Cono de 2220 m, el Pirámide, el W de 2200 m, el Q de 1980 m, los Tres Hermanos al oeste del lago Mogote, el Cerro Arido de 2295 m comprendido entre los lagos Península y Volcán por el norte, Escondido y Belgrano por el sur.
A continuación (hacia el sur), el Cerro Aspero de 1955 m, el Heros ubicado al este de aquel de 2770 m y el Miel o Yole de 2295 m (comprendido entre el lago Belgrano por el norte y el lago Burmeister por el sur).
Al oeste del lago Nansen se encuentra el Cerro Codorniz, el Cúpula de 1740 m y el Rasgado de 1840 m.
Notable por su ubicación y por servir de punto de observación y referencia es el Cerro León de 1.380 m, situado al norte del lago Belgrano lo mismo que el Gorra de Vasco de 1.140 m (al este del lago nombrado).

Hidrografía

Ocho lagos importantes se encuentran en este Parque Nacional, distinguiéndose dos cuencas principales, una que vierte sus aguas en el Pacífico y la otra en el Atlántico.
• De la primera (Pacífica) forman parte: el lago Mogote de 860 m.s.m., que desemboca en el lago Península situado a 850 m s.m.
Este a su vez vierte en el lago Volcán de 836 m s.m., que por medio del río homónimo desagua en uno de los más hermosos lagos, el Belgrano (cuyas aguas tienen un color verde turquesa y está situado a 830 m s.m.)
Una hermosa península con lomadas suaves y rocosas unida por un istmo sumamente estrecho y corto se introduce dentro mismo del corazón del lago, que por medio de una cascada vuelca sus aguas al lago Azara.
El lago Azara es de color verde y luego de un punto denominado Primera Angostura, sus aguas se escurren hacia el sur como si fuera un verdadero río ancho.
Por el oeste el lago Escondido (de aguas celestes y ubicado entre altos cerros) desagua por medio de un corto río en el lago Azara. Este finalmente, luego de unos rápidos que se transforman en río, vuelca sus aguas en el majestuoso lago Nansen de color verde turquesa en forma de Y.
Del extremo sudoeste del lago Nansen nace el río Cabrera.
Todos estos lagos mencionados precedentemente se hallan unidos entre sí, recibiendo además en su curso el afluente de varios ríos como el San Lorenzo, Penitente, Lácteo, etc.
• La segunda cuenca (Atlántica) es la correspondiente al lago Burmeister (ubicado a 932 m s.m. con sus aguas de color plomizo) que recibe el afluente de los ríos Punta Bandera y Río Blanco a través del Río Perdices, desaguando por intermedio del río Roble en el río Belgrano, éste en el Chico y finalmente (luego de cruzar toda la Patagonia) vierte sus aguas en el estuario del  Río Santa Cruz, que termina desembocando en el Atlántico.
Además de los lagos y ríos citados, ubicamos dentro del Parque Nacional Perito Moreno numerosas lagunas y arroyos.

 

Vegetación

Puede ser dividida en tres sectores bien delimitados entre sí que a su vez presentan y responden a características propias de gran interés:

• Área correspondiente a los valles y mesetas colindantes: Es en realidad una continuación fitogeográfica (pero enriquecida de la Meseta Patagónica) y se distingue por estar cubierta de densos coironales.
• También es típica de ésta área la mata torcida (compuesta de color oscuro, arde vivamente, por lo que su porción leñosa basal a servido durante años para los pobladores como combustible).

• Zona intermedia: Ocupa las lomadas semiáridas del Parque Nacional, encontrándose ñires de porte muy achaparrado y la lenga como especie dominante bajo la forma de matorral decrépito afectado por la acción de los vientos violentos (que suelen soplar a velocidades superiores a los 100 Km.), siendo además sumamente fríos por haber atravesado todo el cordón montañoso occidental cubierto de nieve y ventisqueros.
• El lago Belgrano de unos 830 metros sobre el nivel del mar es el punto central y notable de la zona intermedia, con excepción de sus extremos orientales que pertenecen al área anterior ocupada por coironales y mata torcida.

• Zona mesofítica
 
 
 

Fauna

Desde este punto de vista el Parque Nacional Perito Moreno puede considerase como una verdadera reserva faunística.
• Manadas de guanacos son sumamente frecuentes y confiadas en la tranquilidad del lugar.
Entre los otros mamíferos hay que destacar: el puma, zorro gris, zorro colorado, gato montés, piche, hurón, zorrino, tucu-tucu, gato de los pajonales, huemul, gato huiña y el pilquín (chinchillón anaranjado o ardilla colorada) que viven en acantilados rocosos.
• En las lagunas son frecuentes los flamencos, avutardas, varias clases de patos, hualas, cisnes de cuello negro, pato vapor, pato picaso y pato barroso, etc.
Las especies de chorlos y corraleras pueblan la región esteparia, mientras que en los filos de los cerros se observan abundantes cóndores, algunas águilas, bandadas de diucas o parditos. Otras aves comunes son la gaviota, gaviotín, halcón, búho, lechuza, loros, bandurria, carancho, chimango, aguilucho, buitre, avestruz, paloma torcaza, calandria, boyero, pítio, carpintero de cabeza colorada, pecho colorado, carpintero chico, zorzal, jilgueros, etc.
• Los ríos y lagos del Parque Nacional Perito Moreno están poblados por un pez autóctono llamado localmente "peladilla", que es comestible.
 

Paleontología

Es lugar de una inmensa riqueza en animales y plantas fósiles.
Al sur del río Roble (este del lago Burmeister) existen troncos petrificados de árboles de más de 10 metros de largo y hasta 1,10 m de diámetro.
En el ángulo noroeste del Parque se encuentran las sierras Coloradas, donde nace un arroyo afluente del Belgrano. Allí se encuentran restos de madera petrificada, amonites y huesos fósiles de animales extinguidos.
En la costa norte de la cabecera sudeste del lago Belgrano existe un barranco arenoso con numerosas "piedras bochas", muchas de las cuales encierran en su interior amonites fósiles de hasta 20 cm de diámetro aproximadamente.
 
 

Manifestaciones etnológicas

Al pie de unas barrancas rocosas existentes sobre la margen derecha del río Roble, se encuentran varias cuevas naturales orientadas hacia el norte, donde los indígenas dejaron impresas la estampa de sus manos y pinturas representativas de guanacos, lazos o serpientes, etc.
Son comunes los sitios con piedras para elaborar puntas de proyectiles, raspadores, etc., verificándose uno de ellos sobre el borde de una laguna ubicada en las inmediaciones de la Estancia Lago Belgrano.

Importancia de este Parque Nacional

Después de todo lo expuesto precedentemente, se deduce la enorme importancia que reviste este poco frecuente Parque Nacional desde el punto de vista científico, conservacionista y turístico.
Su valor científico resulta de la conjunción de los elementos biológicos, geológicos y paleontológicos.
Los profesionales especializados en Ciencias Naturales hallan en este Parque Nacional un cúmulo de motivos para sus investigaciones científicas, que seguramente en muchos casos habrán de resultar enteramente novedosos. Asimismo, estudiantes de botánica, geología, zoología, climatología y meteorología, etc., disponen de temas harto interesantes como para complementar sus conocimientos generales en materia de sus distintas especialidades.

Clima

Teniendo en cuenta la latitud y altitud de este Parque Nacional (así como su inmediata vecindad con los macizos montañosos y nevados), el clima de esta región puede clasificarse como templado-frío a frío en verano y glacial en el resto del año, especialmente invierno.
La temperatura mínima llega en invierno a unos -30° C, siendo también frecuente los valores inferiores a 0° C en verano, donde las máximas superan raramente los 15° C.
Las lluvias aumentan de este a oeste. Ello es puesto en evidencia por el tipo de vegetación y por la nubosidad que cubre casi constantemente la cadena montañosa.
En las partes altas la nieve sustituye a la lluvia y en pleno mes de febrero se observan frecuentes nevadas en las cimas inmediatas.
Los vientos dominantes y constantes, por lo menos en verano; son los del cuadrante oeste que por provenir del macizo andino nevado resultan extremadamente fríos, incidiendo sobre el tipo de vegetación característica de las áreas expuestas.