Parque Nacional Los Glaciares

Está ubicado en el suroeste de la provincia de Santa Cruz.
El Parque Nacional abarca una superficie de 445900 Has. y la Reserva Nacional 154100 Has. Esto completa un total de 600000 Has. protegidas.
Fue creado el 11 de mayo de 1937 por ley 13.895.

 

 

 


Ventisquero Spegazzini y Seno Mayo

Saliendo de Bahía Tranquila (más conocida por Punta Bandera) con rumbo norte se llega al ventisquero Upsala y de allí al Spegazzini, que se contempla maravillosamente desde el seno Spegazzini en cuyo fondo encajonado desciende el glaciar.
Este ventisquero en horas de la mañana tiene pálidos azules, que se intensifican en las grietas profundas hasta llegar a las gamas mas oscuras.
Trepando por el bosque de lenga de la Bahía de las Vacas, aparecen el Glaciar y seno Spegazzini, así como los nevados picos del cerro Heim con 2450 m. cubiertos de nieve que se integran con el verde de su base enlazada en una red plateada de arroyitos provenientes de sus hielos; la cadena Malaspina, la península Cuchara y la Bahía de las Vacas se abre en amplia visión panorámica de indiscutible belleza.
En la parte norte el extremo occidental del lago Viedma penetra en el Parque Nacional Los Glaciares y desde allí se observa hacia el noroeste el conjunto de cerros: Doblado de 2.840 m de altura, Solo de 2.200 m, Torre de 2.840 m y Chalten o Fitz Roy de 3.375 m.
Se trata de uno de los puntos más pintorescos del Parque Nacional y que ha sido objeto de numerosas ascensiones, algunas de ellas frustradas y a veces con desenlaces fatales.
Aparte de los sistemas montañosos nombrados precedentemente, merecen citarse de norte a sur el Cerro Huemul de2.370 m, el Cordón Moyano de 2.950 m (en su parte más alta), el Don Bosco de 3000 m, Murallón de 3600 m, Bertrand de 3270 m, Agassis de 3270 m, Volado de 2450 m, etc.

Flora y Fauna

Los bosques del Parque Nacional Los Glaciares están integrados preponderantemente por lengas, pero también abundan el coihue o guindo (Nothofagus betuloides), un tanto diferente a los coihues de los Parques Nacionales Nahuel Huapi y Los Alerces, el canelo, calafate, etc.
Entre los animales autóctonos figuran los huemules, los pumas, los guanacos, la mara, etc.
Con respecto a la influencia de la llegada del hombre a este rincón del país y su consecuencia sobre la fauna, cabe mencionar un relato del viejo poblador del Chaltén o Fitz Roy, don Andreas Madsen quien hacia principios de siglo XX manifiesta que los huemules (que él llamaba ciervos) se dejaban acariciar. Hoy solo es posible hallarlos con dificultad en las partes más escabrosas de los Andes.

 

Aspecto físico

Se trata de un área que presenta notables motivos naturales: el Hielo Continental (verdadero campo de nieves y hielos perpetuos que cubre las altas montañas) de donde se desprenden (por sus laderas orientales) los ventisqueros de la República Argentina tales como el Viedma (sobre el lago homónimo), Upsala, Onelli, Spegazzini, Mayo (en el lago Argentino) y Moreno.
Este último (de extraordinaria belleza) vierte su mole en el Canal de los Témpanos que separa el Brazo Sur del Lago Argentino del Lago Rico.
El Ventisquero Moreno se extiende sobre un frente de unos 4 Km. y sobresale 60 m (promedio) sobre el nivel de las aguas del Lago Argentino.
El hielo toma una coloración azulada y se desprende ruidosamente en témpanos que luego van derivando por el Lago.
Es de destacar el alcance del frente del Ventisquero Moreno sobre los bosques de lenga, a los que suele arrancar de cuajo.
Diversos autores se han ocupado del estudio de la glaciología del Ventisquero Moreno, mereciendo citarse a Hauthal, Feruglio, Heim y Heinsheimer.
El Padre D'Agostini (explorador y geógrafo de la Patagonia Andina) llevo a cabo en esta región numerosos viajes de estudio, cuyos resultados han vertido en libros y publicaciones de amplia difusión.
El lago Argentino se encuentra a una altura de 185 m s.m. y su superficie aproximada es de 1560 Km2.
Fue descubierto por el subteniente de Marina Valentín Feilberg en 1873, creyendo que era el lago Viedma.
Cuatro años después, el Perito Moreno lo redescubre y lo bautiza con su nombre actual teniendo en cuenta su semejanza con el colorido de la enseña patria.
El desarrollo del lago Argentino durante la primera época de glaciación cuaternaria es el resultado de los continuos avances y retrocesos del glaciar.
En cada renovación la orilla del lago debe haber sido trasladada más al oeste y la superficie a un nivel más bajo.
En consecuencia el actual lago Argentino nació durante el retroceso del glaciar de las morenas del paso Charles Fuhr.
Testimonio de este movimiento lo tenemos en la terraza litoral definida a los 6 m sobre el lago y que ya mencionara Burmeister en 1892.

lago Argentino puede dividirse en tres partes:
• Sector Oriental: 1. La mitad oriental que queda fuera del Parque Nacional se extiende de este a oeste y está ubicada en gran parte de la Patagonia árida.
• El lago Argentino recibe las aguas del lago Viedma por intermedio del río Leona y luego por medio del río Santa Cruz desagua en el Atlántico.
 
• Brazo Norte: 2. Ya dentro del Parque Nacional se bifurca un Brazo Norte, orientado de sureste a noroeste.
• Navegando con rumbo norte hacia la cordillera, se abre este brazo del Lago a través de dos contrafuertes muy temidos por el oleaje que levanta el viento encajonado y que le ha dado el nombre de "Bocas del Infierno".
Los témpanos a cada hora del día presentan una fisonomía y color distintos, hasta que se abre a nuestra vista la figura del glaciar Upsala.
Este gigante arrastra su blanco manto desde las cumbres cordilleranas y los témpanos que de él se desprenden son mucho más grandes que los del ventisquero Moreno.
Más allá el glaciar ventisquero Onelli se muestra enmarcando los cerros Onelli y Bertrand (que es el punto occidental más extenso de la República Argentina).
 
• Brazo Sur: Y un Brazo Sur que culmina en el Seno Mayo.
 
• Navegando sobre el lago Argentino, hacia el Brazo Sur aparecen los primeros témpanos y nos enfrentamos con el famoso ventisquero Moreno, que como dijo el Pbro: Alberto M. D'Agostini en su informe de la Cuarta Comisión Exploradora: "Sobre nuestras cabezas se yergue, amenazadora, una pared vertical de hielo de sesenta metros, coronada de mil cúspides de mármol blanco, que le dan el aspecto de una fantástica catedral de estilo gótico".