Parque Nacional Lanin

Ubicado al Oeste de la provincia de Neuquén, su superficie es de 194.600 has, a las que se agregan 184.400 has de Reserva Nacional, esto hace un total de 379.000 has protegidas.
Fue creado por Ley Nacional 13.895 del año 1937.
Como es propio de toda la región Andino-patagónica, la glaciación que se inició a principios del Cuaternario ha tallado numerosos valles transversales, muchas veces transformados en lagos que imprimen al paisaje un carácter espectacular sumamente pintoresco.


Fauna

La fauna es propia de la Subregión Zoogeográfica Andino-patagónica, Distrito Noroandino.
• Entre los mamíferos se distinguen el puma, huemul, pudú o venadito, huillín, etc. y algunas especies exóticas (introducidas antes de la creación del Parque) como el ciervo colorado o europeo y el jabalí cuya caza deportiva se practica en la Reserva Nacional.
• Entre las aves el chucao, carpintero de cabeza colorada, huala, gallareta, macacito, zorzal y otros.
• Entre los peces dominan los salmónidos exóticos, sembrados por su valor deportivo y que han desplazado tanto a la trucha criolla como a otros peces autóctonos.
 

Flora

La vegetación de este Parque Nacional juntamente con la reserva, corresponde a la Formación Fitogeográfica de los Bosques Andino-patagónicos o Subantárticos. Según las características boscosas del área considerada, pueden distinguirse seis distritos (M. J. Dimitri, 1959) que son de norte a sur los siguientes:

• Distrito de los lagos Ñorquinco, Rucachoroi y Quillén: La cuenca del Lago Quillén posee una de las formaciones florísticas más densas observadas en este Parque Nacional. Hermosos y corpulentos robles pellines son sumamente frecuentes, creciendo a continuación del ñire ocupando éste las partes más bajas del terreno. A los pehuénes se los ve ascender por encima del "piso" ocupado por la lenga, si bien en algunos puntos de la zona es frecuente la asociación "lenga-pehuén".
• Esta última especie desciende por los cañadones y cuencas de los ríos cordilleranos, ampliando considerablemente su área de dispersión hacia el este.
• Corpulentos coihues y roble pellines crecen en los faldeos oeste y norte del lago Quillén.
• Excelentes masas de raulí, también se observan en el extremo occidental del mismo lago.
• Hacia el norte de este distrito se encuentran los lagos Hui-Huí, Rucachoroi y Norquinco. Hacia el sudeste del primero y como consecuencia de un incendio, el bosque original ha resultado muy alterado y cede ante el avance del ñire.
• La mitad occidental de la cuenca del lago Rucachoroi está cubierta por densos pehuénales.
• En la región del Lago Ñorquinco se hallan corpulentos ejemplares de roble pellín y pehuénes. Estos prosperan también en la roca basáltica y se asocia frecuentemente (hasta unos 1800 metros sobre el mar) con la lenga.
• Otras especies propias de este Distrito son el calafate, parrilla, chacay, matico o pañil, siete camisas, gallitos, ciprés de la Cordillera, radal, notro, chapel, michay, leña dura, nalcas, frutilla silvestre, liuto o amancay, etc.

• Distrito del Lago Tromen: Es uno de los lugares más hermosos de este Parque, realzado por el Cerro Peineta y el espectacular volcán Lanín.
• Aparte del pehuén, abundan los matorrales de ñire, chapel y otras especies, mientras que en el paraje denominado "Potrero del Tromen" se hallan superficies extensas cubiertas por pastizales de coirones.
• Hacia el este (zona de ecotonía o de transición del bosque-estepa) se aprecian ejemplares dispersos de cipres, lenga, paramela, chacay, frutilla, chauras, etc.
• La región es en parte semixerófila, con alojamiento de piedras y cenizas volcánicas.

• Distrito de los Lagos Currhué y Huechulafauen: Estos lagos ocupan la parte central del Parque Nacional Lanín, donde el atractivo de la riquísima vegetación que rodea los lagos Paimún, Epulafquen, Huechulafquen y Currhué Grande se une a la extraordinaria belleza panorámica que brinda el volcán Lanín.
• Cerca del Epulafquen se encuentran las aguas termales del mismo nombre y de renombrada eficacia.
• En la ladera norte y hacia el este del lago Currhué abunda el raulí, en tanto que el coihué predomina al oeste.
• La ladera sur se encuentra casi desnuda, aunque crece allí un interesante relicto de Araucaria araucana (pehuén) de una hectárea y media aproximadamente con ejemplares en todos los estados.
• La cuenca del Lago Huechulafquen es muy interesante, ya que sobre el extremo oriental crecen las primeras Araucarias.
• Internándose hacia el oeste, encontramos extensas estepas de gramíneas y de neneo y a los 7 u 8 Km. comienza el bosque de coihué.
• La ladera sur del lago carece de vegetación arbórea hasta el piso de la lenga, quizás debido a antiguos incendios.
• Estos bosques carecen de roble pellín y de raulí, observándose en cambio el ñire, lenga, caña colihue, calafate, parrilla, pillo-pillo, maqui, etc.
• El neneo avanza sobre el bosque desde la estepa.
• En la región del lago Paimún y Epulafquen las masas arbóreas son más densas y vuelve a aparecer el raulí.
• El Escorial y la Pampa de Ruculeufú son lugares de gran belleza panorámica.

 

Flora

• Distrito del Lago Lolog: También en esta región se observa una notable transición de la fisonomía desde el este hacia el oeste.
• En la parte oriental el terreno es ondulado y tiene alternancias de estepa de gramíneas y bosquecillos de Nothofagus y ciprés de aspecto semixerófilo.
• En la cuenca de este lago, así como sobre el Currhué, existen grandes cantidades de ciervos rojos. Esta especie europea fue introducida hace muchos años antes de la existencia del Parque y ha encontrado aquí inmejorables condiciones ambientales para su reproducción en gran escala (constituyendo un verdadero problema para la flora y fauna autóctona). Por tal razón se permite su caza deportiva en la zona de Reserva Nacional.
• Los sectores correspondientes al Cajón Negro y Valle de Auquinco, son de notable riqueza forestal, no así la región del Arroyo del Boquete, en el extremo oeste del Lolog (de escasa inclinación, casi plana), encontrándose ambas márgenes del arroyo ocupadas por mallines.
• Entre las especies forestales propias de la cuenca del Lolog, figuran el coihue, el ñire, el raulí, la lenga y el ciprés.

• Distrito del lago Lacar: Figuran en este distrito los lagos Lácar, Nonthué, Queñi, Escondido y Laguna Los Venados de distinto interés florístico.
• La formación boscosa del Lácar va en aumento de este a oeste.
• En la parte oriental predominan las concentraciones de ciprés, donde forma masas más o menos puras.
• En los alrededores de la Península Pucara existen excelentes lugares de roble pellín y sobre el lago Nonthué predomina el coihue a la vera del lago.
• Las márgenes del Lago Queñi (verdadero jardín botánico por la variedad y profusión de la flora), están cubiertas de coihue, algún ciprés y pitras aguayo tepú, palmilla, canelo, sauco del diablo, siete camisas y sobre la misma orilla y partes bajas del lago se encuentran los juncos.
• Sobre el S.O. del Queñi se hallan buenos renovales de coihue y en la unión del Río Chachín con el Queñi se observa la lenga.
• Entre el extremo norte del lago Queñi y el Nonthué, puede apreciarse una asociación raulí-roble pellín.
• El Paraje Acol (ubicado entre ambos lagos a los 800-900 metros sobre el mar) se halla un ñirantal denso pero decrépito, cargado de abundante liquen llamado "barba de monte".
• El Cerro Mallo de algo más de 2000 metros de altura domina el extremo occidental del Nonthué. Sus faldeos están densamente poblados de coihue, roble pellín y lenga. En el extremo basal se desarrolla el ñire y también la pitra a orillas del lago.
• Los alrededores de la Laguna de Los Venados o Blanca, encierran densos fustares de raulí de gran diámetro y altura con presencia de renovales.
• Las cañas colihue alcanzan más de 6 m de altura.
• Entre las distintas especies que componen la rica y variada flora, merecen citarse el corcolén, el coihue, la lenga, el ñire, laurel, juncos chapel, chaurilla, chaura, etc.

• Distrito Sur: Al sur de San Martín de los Andes se pasa por la zona del Pilpil y del Arroyo Partido, llamado así porque allí el curso de agua que viene del este se bifurca en dos brazos: uno que se dirige hacia el norte llamado Pil-pil (que desemboca en el Lago Lácar que a su vez vierte sus aguas al Pacífico) y otro denominado Culebras (que luego se vuelca en el río Hermoso, éste al lago Meliquina y de allí por intermedio del Caleufú y Collón Curá al Limay, que es afluente del Negro desagotando en el Océano Atlántico).
• Del Lago Machónico se llega a un lugar abierto, predominando la lenga en las partes altas de las laderas.
• En el extremo oriental del Lago Hermoso se halla la pequeña Laguna del Venado, donde hay renovales de raulí, punto en que éste alcanza su límite sur de dispersión.
• También es interesante destacar que en las orillas del lago Cármenes se encuentra el último relicto meridional de pehuén.