Parque Nacional Laguna Blanca

Este Parque Nacional está ubicado en la meseta patagónica de la provincia de Neuquén a los 70° 20’ de longitud oeste y 39° 30’ de latitud sur.
La Ruta Provincial 46 cruza por el Sector Sur y permite el acceso desde la ciudad de Zapala, distante 30 Km. hacia el este.
Fue creado en 1940 por Decreto 63.691 y su superficie alcanza a 8.250 has, a la que se agrega la Reserva Nacional de 3000 has, con lo que la superficie total es de 11250 Has.

Vegetación

Corresponde a la Región Fitogeográfica de la Estepa Patagónica, Distrito Occidental.
M. Roquero (1968) distinguió 117 géneros con las especies en 44 familias.
No existen árboles y predomina la formación arbustiva baja, espinosa y hemisférica.
Se distinguen las siguientes especies:
Nassauvia axillaris, N. Glomerulosa, neneo, Haplopappus pectinatus, calafate, Chuquiragua straminea, Adesmia sp., sen o tara, Senecio mendocinus, Charcao o matamora, coliguay o duraznillo, mata amarilla o matata guanaco, malaspina, tomillo, Azorella caespitosa y otras.
En lugares protegidos del viento crecen las herbáceas (generalmente cobijadas por los arbustos ya mencionados): coirones amargos, cortaderales y Vilola vulcanica, etc.
En las vegas y mallines la humedad del suelo favorece la existencia de junquillo, Juncus depauperatus, Pratia repens y Scirpus nevadensis.
Entre las plantas de altura se distinguen el amancay, Pozoa vulcanica y Viola portulacea.
En la misma laguna crecen arraigadas al fondo Potamogeton pectinatus y gambarusa.
El fitoplancton lo constituye un alga Nostoc commune, cianofícea que forma colonias redondeadas que llegan a unos 4 cm de diámetro.

Fauna

Desde el punto de vista zoogeográfico, este Parque ocupa una zona de transición entre el distrito Subandino y el distrito Patagónico.
• De los invertebrados terrestres merecen mención algunos arácnidos e insectos (Ortópteros, Lepidópteros, Dípteros, Coleópteros, Himenópteros, etc.).
• Los reptiles están representados por algunas pocas especies de Lacertilios (Liolaemus y Leiosaurus).
• Los batracios son escasos.
En cuanto a la fauna propia de la Laguna Blanca resumiremos estudios de J. Daciuk de 1968.
• Pese al rico zooplancton, no existen peces.
• La avifauna acuática ribereña constituye el elemento más notable de este Parque. Algunas especies nidifican y cumplen todo su ciclo biológico en distintos biótopos de esta reserva.
Se distingue el cisne de cuello negro.
Abundan también otros anátidos como el cauquén, diversos patos como el pato maicero, pato pico cuchara, pato espejo, pato cestón, pato picazo, pato zambullidor y pato vapor volador.
Entre los macáes o zambillidores se distinguen el maca plateado, el huala o macá grande, el macá de pico grueso y el macá común.
Dentro de las taguas o gallaretas debemos citar a la denominada de ligas rojas.
Hay dos especies de gaviotas: la gaviota cocinera y la gaviota de capucho pardo.
También hay flamenco común, chorlo doble collar, chorlo doble collar, agachona o chorlo aperdizado, tero y bandurria común.
Otro tipo de aves frecuentes son las rapaces, palomas y passeriformes.
• Entre los mamíferos presentes destacamos ratones y ratas, el tuco tuco, pilquin o chinchillón le la sierra, dos especies de zorros, peludos, piche, algunos Félidos (gato del pajonal y gato montes) y mutélidos (hurones y zorrinos).


Hidrografía

En el aspecto hidrográfico predomina la Laguna Blanca (de 1700 has de superficie) con unos 30 Km. de costas, ubicada a 1276 m sobre el mar.
Su profundidad máxima es de unos 10 metros.
Constituye el accidente geográfico más notable del Parque.
Es alimentada por dos arroyos de caudal temporario (Pichi Traful y del Llano Blanco) y es posible que reciba también otros aportes subterráneos. Aparentemente el caudal de dichos afluentes es compensado por la intensa evaporación propia del clima del lugar.
El agua de la Laguna es amarga, alcalina (pH 8,9), con sales de carbonato de calcio principalmente.

Relieve

El relieve del suelo corresponde a las cercanías de la precordillera Andina, con mesetas escalonadas que van decreciendo hacia el este.
Su composición de origen volcánico es arenosa y abundan los guijarros procedentes de rocas basálticas y tobaceas, fragmentadas por acción de las grandes diferencias de temperatura diurna y nocturna.
El basalto se observa principalmente en la zona sur, formando escoriales casi inalterados.
La reacción del suelo varía:
• Es alcalina cerca de las Laguna con pH superior a 7, pero se acidifica hacia las alturas.
• Por encima de los 1300 m sobre el mar llega a pH 6.
Entre las principales elevaciones figuran los cerros Laguna (1459 m) y Mellizo Sur (1721 m).
La Barda Negra, al NE de la Laguna corresponde al frente de una amplia meseta basáltica ubicada en el norte del Parque, con una altura de entre 1299 y 1350 m s.m.
Hacia el SE existe un banco calcáreo amarillento, muy rico en restos marinos, con fósiles de los géneros Osthrea y Trigonia e improntas de Amonites (Jurasico Superior de unos 136 millones de años) que dan cuenta de ingresiones marinas anteriores al levantamiento de la Cordillera de los Andes.

Clima

El Clima es seco, con veranos calurosos y noches frescas e inviernos fríos con nevadas, lloviznas y fuertes heladas.
La precipitación pluvial se estima entre 150 y 200 mm anuales.
Las temperaturas máximas superan los 40° C y las mínimas los -14° C.
Los vientos provienen, en general del oeste y son secos, pues la humedad que acarrean desde el Océano Pacífico la descargan en la Cordillera.
Su intensidad alcanza altos valores y suelen levantar pequeños guijarros que provocan considerable oleaje en la Laguna.
Su incidencia se nota en el relieve mesetiforme y en el aspecto de la vegetación.

 

Arqueología

Se han encontrado restos de alfarería Mapuche en pequeños fragmentos pertenecientes a vasijas. También, se encontraron puntas de proyectil y raspadores, industria pre-cerámica bien conservada, manos de morteros hechas con lava volcánica, como así también gran cantidad de desechos de talla de obsidiana y sílices diversas.