,
Monumento Natural Bosques Petrificados

A fin de preservar este extraordinario yacimiento paleontológico el 5 de mayo de 1954 fue creado en la provincia de Santa Cruz, el Monumento Natural Bosques Petrificados por Decreto del Poder Ejecutivo Nacional N°7.252.
Geográficamente se halla ubicado en los 47° 40' de Latitud Sur y 68° de Longitud Oeste, ocupando hoy una superficie de 15000 hectáreas de Monumento Natural y 45000 hectáreas que adquirió Parque Nacionales para el futuro Parque Nacional.
Se encuentra al sur de la ciudad de Caleta Olivia a una distancia de 198 Km.


Fauna

Una gran variedad se puede observar en la zona y adyacencias que ocupa el Monumento Natural representada por:

  • mamíferos: guanaco, zorro gris, zorro colorado, liebre patagónica, zorrino, piche, etc.
  • Entre las aves, las más abundantes son el Choique o Ñandú petiso, águila mora, ñanco, torcaza, martineta, loycas, come cebo, chingolo, agachonas, teros (solo en verano), etc.
  • Completan la fauna varias especies de passeriformes, tinámidos, reptiles, invertebrados y numerosos insectos.

Nomenclatura vulgar y científica de la fauna:

  • Aguilucho común - Buteo polyosoma
  • Carancho - Polyborus plancus
  • Choique - Rhea pterocnemia pennata
  • Guanaco - Lama guanicoe
  • Liebre patagónica - Dolichotis patagonum
  • Ñandü petiso - Pterocnemia pennata
  • Piche - Zaedyus pichy-pichy
  • Tero -Vanellus chilensis
  • Zorrino - Conepatus humboldi
  • Zorro colorado - Dusicyon culpaeus
  • Zorro gris - Dusicyon griseus

 

Aspecto geológico y paleontológico
  • El área que ocupa este Monumento Natural presenta un paisaje muy diferente al que predominaba hace unos 130 millones de años durante el período Jurásico. Entonces el clima era templado y uniforme debido posiblemente a que aún no existía la Cordillera de los Andes y los vientos húmedos del océano Pacífico permitían una vegetación exuberante, dominada por gigantes arbóreos (Proaraucarites mirabilis) antecesores de las actuales araucarias o pehuénes.
  • Hacia el final del Jurásico y principios del Cretácico, se produjeron fenómenos volcánicos coincidentes con el levantamiento de los Andes y una lluvia de cenizas cubrió una extensa región patagónica, ocasionando la súbita muerte de los organismos que encontraba a su paso.
  • A partir de ese momento comenzó la fosilización de los restos de Araucarias: éstos permanecieron cubiertos por sedimentos y por agua.
  • Luego, a través del tiempo y por un largo proceso físico químico la materia orgánica de los tejidos vegetales fue sustituida por anhídrido silícico, manteniendo su estructura original. En Paleontología este tipo de fenómeno se denomina silicificación o petrificación.
  • Posteriormente, la erosión eliminó el material acumulado y la mayoría de los troncos petrificados en pie se desplomaron quedando en general orientados de este a oeste. Posiblemente se debe a ello y a las condiciones climáticas extremas, el seccionamiento que presentan muchos ejemplares.
  • En otros casos quedaron en pié y es de notar que por el hecho de haber crecido en el lugar a este yacimiento se lo denomina "bosque", caso casi único en el mundo.
  • Los troncos fosilizados que pueden observarse en muchas otras regiones suelen proceder de otros lugares, arrastrados por ríos o glaciares.
  • Los troncos y piñas petrificados existentes, presentan en general una coloración castaño rojiza, mientras otros son más claros, lisos y brillantes.
  • Algunos de los ejemplares a la vista llegan a medir hasta 30 metros de longitud y un diámetro máximo de 2,50 metros, siendo más frecuentes los de diámetros menores de 1,90 m.
  • El total de árboles en superficie alcanza a 17 ejemplares y aproximadamente 210 trozos cuya longitud varía entre 0,70 m y 1,50 m.
  • Existe mucho más material similar bajo tierra.
  • En el Cerro Madre e Hija, a mediana altura, se puede observar un manchón de color amarillento, siendo éste el lugar donde aflora un banco de aproximadamente 60 m de espesor con Osthreas.
  • Estos únicos restos fósiles conocidos en el área (de origen marino) datan de unos 35 millones de años.

 

 

Orografía

Antes de penetrar en el área del Monumento Natural, se observan elevaciones de poca altura formadas por basalto que muestran la presencia de la actividad volcánica que reinaba en tiempos pasados.
El Monumento Natural presenta un relieve en general ondulado de escasa altura, formado por material tobáceo (rocas formadas por ceniza volcánica) destacándose las mesetas basálticas que circundan el área propiamente dicha.
Al oeste-sudoeste, sobresale el cerro Madre e Hija u Horqueta de 400 m destacándose el pico más alto en forma de morro.

Clima


El Monumento Natural se encuentra dentro de la Patagonia extra andina y su clima es árido y ventoso.
Las precipitaciones son escasas y torrenciales, no pasando los 200 mm anuales.
La temperatura en los meses de verano alcanzan los 40° C como máximo y su promedio varía entre los 18° y 20° C. El invierno es riguroso, con temperaturas mínimas de hasta -15° C, registrándose nevadas de consideración.
Los vientos predominantes soplan del oeste a unos 70 Km/h de promedio, con ráfagas de hasta 140 Km/h. Esto provoca nubes de polvo que se forman en los terrenos arenosos y arcillosos desprovistos de vegetación.

 

Hidrografía

La zona ocupada por el Monumento Natural no presenta ningún curso de agua permanente, al igual que lagunas o depósito menores.

La lluvia, forma cursos temporarios, debido a la impermeabilidad del terreno, la que al evaporarse deja surcos y hondonadas de escasa longitud.

Del mismo origen se forma una laguna temporaria de escasa profundidad en la zona del bajo.


 

Vegetación

El suelo sólo permite el desarrollo de una vegetación pobre de tipo xerofítico estepario, achaparrada y espinosa que se presenta en forma discontinua.
Las partículas totalmente secas se apelmazan formando terrones duros y sin ninguna sustancia que pueda ser aprovechada por las raíces.
En general está representada por gramíneas y arbustos de ramas cortas, con hojas pequeñas y coriáceas en muchos casos transformadas en espinas.
Este conjunto no alcanza gran altura, en términos medios entre 30 y 50 cm.
El arbusto que tiene mayor altura es el "molle o incienso" y el algarrobo.
En algunos sectores, el primero de los nombrados alcanza hasta 3,50 m presentando el aspecto de un árbol.
Otras especies propias del lugar son barba de chivo; la mata zampa; la tunilla o uña de gato (que se presenta en forma de cojín, con hojas aciculares y una flor pequeña amarilla); mata negra (vegetal que, donde crece, acumula a su alrededor arena de médano); mata laguna (con espinas gruesas y grandes); tomillo, neneo; mata guanaco; cola de zorro; calafate (bastante abundante, de espinas largas y apreciado por su fruto de gusto ácido); Azorella (planta de aspecto compacto en forma de cojín y que al secarse se endurece adquiriendo un color gris ratón).
Toda esta vegetación presenta los caracteres típicos derivados de las condiciones físicas y geológicas de la zona, pues la extrema aridez e incluso el tipo de roca, influyen en ella.
Un detalle observado es la desproporcionada longitud de las raíces en comparación con el tamaño de las plantas. La explicación podría darse teniendo en cuenta que el material tobáceo-arcilloso extremadamente seco y endurecido de gran parte del suelo, obliga a las raíces a atravesarlo para buscar una zona con cierta humedad y donde la planta pueda encontrar alguna sustancia para su alimentación.
Nomenclatura vulgar y científica de la flora:

  • Barba de chivo - Prosopidastium globosum
  • Calafate - Berberis heterophilla
  • Mata guanaco - Anarthrophyllum rigidum
  • Mata negra - Junellia tridens
  • Neneo - Mulinum spinosum
  • Tomillo - Acantholippia seriphioides
  • Uña de gato - Chuquiragua aurea
  • Algarrobillo - Prosopis  denudans
  • Durasnillo - Colliguaja integerrima
  • Yaoyin - Licium chilense
  • Mata amarilla - Anarthophyllum rigidum
  • Mata Zampa - Atriplex lampa
  • Colapiche - Nassavia glomerulosa