Trevelín

Al surgir la Colonia 16 de Octubre en 1888, los primeros colonos provenientes del Valle Inferior del río Chubut se fueron asentando alrededor del molino harinero Los Andes.
En alusión a este, el pueblo tomó el nombre de Trevelin, del galés Tre “pueblo” y velin “molino“.
Ya para 1891, el centro de la colonia estaba poblada por galeses.
En un principio, las actividades giraron en torno de la agricultura y el molino que generaba harina, pero las presiones corporativas del centro del país hizo que en 1945 caducaran las actividades de éste y otros molinos de la Patagonia.
En la actualidad, el “pueblo del molino” es un hermoso valle surcado de magníficos sembrados y reúne cada año a turistas de todo el mundo, ya que ofrece un paisaje incomparable en el que se pueden realizar actividades de todo tipo como caza, trekking, kayac, etc.
Para los practicantes de la pesca deportiva cuenta con uno de los pesqueros de salmónidos más importantes del mundo en el Río Futaleufú, además de otras especies que se pueden conseguir en los lagos y ríos de los alrededores del pueblo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Paseos

• Museo Histórico Regional: Podes encontrar en este museo una completa explicación del poblamiento en la Patagonia central, basado en las investigaciones del yacimiento de Los Toldos.
Asimismo podrás pasear por los primeros años de vida de esta ciudad.

• Capilla Bethel: Fue construida en 1910 y restaurada totalmente en 1997. Cada domingo palpita dentro de la sobria y austera construcción el entusiasmo religioso de los coros galeses en el culto.

• Típico té galés: Servido en cálidas casas donde sus propietarios han guardado celosamente las tradiciones de sus antepasados. Disfrutar de este té es una experiencia única en suelo argentino con ambiente galés.

• Complejo Hidroeléctrico Futaleufú: Está enclavado en el  extremo sur del Parque Nacional Los Alerces y es una obra de ingeniería que permite apreciar el ingenio del hombre para obtener de la naturaleza una fuente de energía inagotable, en un marco paisajístico cordillerano de incomparable belleza.

• El Molino Museo Nant Fach: Unico en Argentina fue recreado por descendientes de pioneros, utilizando la energía hidráulica. Nos enseña la forma en que los primeros pobladores de esta zona producían la harina integral siguiendo una técnica ideada hace más de 2000 años.

• Cascadas de Nant y Fall: En galés significa Arrollo de los Saltos, es el desagüe  natural del Lago Rosario y en el trayecto hacia el río Corintos forma una serie de grandiosas caídas de agua.
Esta Reservan Turística provincial cuenta con servicio de proveeduría, sanitarios, guardafauna, fogones y balneario sobre el arroyo del mismo nombre.

• La Estación de Piscicultura: Es un centro de producción de Alevinos y de investigación.
Se encarga de mantener estable las poblaciones de truchas de toda la provincia.
Se pueden observar en los piletones las distintas etapas de desarrollo de algunas variedades y el interior de los laboratorios.

• Establecimientos Productivos: Forman parte del llamado “agroturismo”, abren sus puertas a los visitantes para mostrar sus explotaciones de flores y bulbos, ganado ovino y bovino, y granjas educativas donde se cría fauna silvestre como jabalís, guanacos y otras especies.