Sala 12: Recursos
Ganadería ovina

Desde la ocupación del espacio por el Estado Nacional y hasta hoy, la Patagonia fue sinónimo de oveja. Así, este territorio se convirtió en un importante productor de lana y carne ovina, siendo famoso el exquisito cordero patagónico.

La definitiva y progresiva ocupación del suelo patagónico asociada a la actividad agrícola-ganadera se inicia a mediados del siglo XIX, teniendo su auge entre 1880 y 1920 favorecida por la demanda mundial de lana y carne y el alza de los precios.

Por la ley Nro.1532 del año 1884 se crean los territorios nacionales, se fijan sus límites y se los organiza administrativamente.

De esta manera, el Estado quiere que la Patagonia deje de ser el territorio de los indígenas para (según su óptica) sumarse al progreso.

El norte de la Patagonia requirió ganar terreno por la fuerza, dando lugar a la denominada Conquista del Desierto. En el sur la cultura autóctona fue minada poco a poco.

Luego de esto, la presencia del Estado se circunscribió a la designación de un delegado nacional (gobernador), a la seguridad (policía y prefecturas marítimas) y al otorgamiento de tierras fiscales a los pobladores que contaban con capital.

Igualmente, la gran disponibilidad de tierra y su bajo precio permitieron a otros pobladores sin capital, pero con ganas de trabajar y poblar, acceder a la tierra propia.

A mediados de la década de 1920, la totalidad de la Patagonia estaba ocupada por aquellos que pudieron acceder de distintas formas a grandes extensiones de campo bien ubicadas, y los que sólo con su trabajo se ubicaron en terrenos pequeños y marginales, pero que les dio mejor futuro que ser empleados.

Primero se desarrollaron los campos ubicados cerca de los puertos naturales, que actuaban como salida de la producción y recepción de la mercadería indispensables para los establecimientos ubicados en una Patagonia periférica de los grandes centros.

Conforme se avanzo hacia el interior, nacieron otros pueblos que actuaron como centros de servicios.

En los valles de los ríos Negro, Colorado, y el oeste del río Chubut donde existen tierras agrícolas con buen riego, la explotación se ubica el la periferia de estos valles en pequeñas estancias.

En el resto de Río Negro predominan las medianas.

En Chubut hay pequeñas y grandes estancias.

En Santa Cruz y Tierra del Fuego (además de las mencionadas) hay estancias muy grandes.


Historia de las estancias
Tres prioridades tenían los pobladores luego de conseguir su tierra:

Los animales

La casa

El agua

Luego de esto y a medida que prosperaban seguía:

El alambrado perimetral (compartido con los vecinos) y los alambrados internos.

Los bañaderos

los corrales

el galpón de esquila

los molinos con tanques y bebederos, o los pozos con bebederos.


Actividades habituales
Como las ovejas están dispersas la mayor parte del año alimentándose de los pastizales en el campo, la monotonía invernal lleva a los peones a controlarlas en recorridas periódicas.

En primavera está la mayor actividad:

la parición

la señalada

la esquila (el trabajo más intenso que se realiza a principios del verano)

los baños para eliminar la sarna

Organización espacial de la infraestructura
Su núcleo principal se lo denomina EL CASCO que es donde se concentran todas las actividades.

Normalmente el casco esta en un sitio protegido como por ejemplo en un cañadón.

Allí se encuentran:

la casa principal

la de los peones

el galpón de esquila

los bañaderos


Si son establecimientos más grandes, se suman al casco construcciones que le dan aspecto de un pequeño pueblo:

la vivienda de los capataces y administradores

carnicería

comedor

panadería

herrería

proveeduría


Todas estas construcciones fueron diseñando la arquitectura patagónica, con edificaciones de chapa acanalada, madera y techo a dos aguas.

Típicas son las galerías y ventanas con vidrios repartidos (adoptada de las viviendas inglesas). Las galerías protegen del frío, generando una zona intermedia o de transición entre el afuera y adentro.

En el resto de la estancia sólo existen los puestos donde viven uno o dos peones.

El uso del campo patagónico hoy
La política que se terminó de afianzar en la década de 1920, es prácticamente la que llega hasta nuestros días con pocos cambios:

la infraestructura existente es la de los inicios

la tecnología incorporada se limita a la inseminación artificial

la mano de obra se mantuvo igual

los ovinos continúan alimentándose de los desgastados pastizales (su carga excesiva produjo desertificación y abandono masivo de muchos campos).

la lana siguió ocupando el primer lugar en la producción.

la venta de lana se realiza en forma individual y dependiendo de los mercados, aunque últimamente se han formado algunas cooperativas.

Hoy y desde hace algunos años está tomando importancia el mercado de la carne a través del producto Cordero Patagónico.


 

El petróleo

Los betunes naturales ya eran conocidos y utilizados por los indígenas a fines del siglo XVIII en Mendoza para impermeabilización de vasijas. Pero la presencia de petróleo en acumulaciones industrialmente comerciales se detectó por primera vez en 1907 en Comodoro Rivadavia (Chubut), en la cuenca del Golfo de San Jorge. El hallazgo fue de manera casual, ya que se estaba realizando una perforación para buscar agua.

En 1910 el Estado Nacional creó la Dirección General de Explotación de Petróleo en esa área cuyo primer director fue el ingeniero Luis A. Huergo.

A partir de la Primera Guerra Mundial se generó un gran mercado internacional.

En 1918 otra prospección da nuevos frutos en Plaza Huincul (Neuquén).

En 1919, el presidente Hipólito Yrigoyen fijaba la política nacional petrolera declarando bienes de la Nación los yacimientos y aumentaba la explotación por parte del Estado, pero con el mantenimiento de empresas privadas.

En 1923, Yrigoyen por decreto crea la Dirección General de Yacimientos Petrolíferos Fiscales para la prospección, perforación y explotación de pozos. Su primer director fue Enrique Mosconi.

En 1944, la misma empresa descubría petróleo en Cañadón Seco cerca de Caleta Olivia (Santa Cruz).

El crudo de toda la Patagonia es enviado en buques-tanque a las refinerías de La Plata (Buenos Aires) y San Lorenzo (Santa Fe).

El petróleo de la Cuenca del Golfo San Jorge sale desde Caleta Olivia y el de la Cuenca Austral desde el puerto de Punta Loyola, en Río Gallegos.

En Tierra del Fuego se embarca el crudo en San Sebastián.

¿Cómo se forma el petróleo?

Se forma por acumulaciones de sustancias orgánicas depositadas en el fondo de cubetas o depresiones, normalmente asociado con gas y agua.

Su origen geológico es sedimentario.

Un depósito de petróleo y/o acumulación de gas se denomina yacimiento.

Cuenca es la depresión en la que se depositan los sedimentos.

Debido la forma de la cuenca, los sedimentos son más espesos en el centro que en los bordes.

La cuenca contiene rocas sedimentarias que actúan como recipientes y sello de los hidrocarburos.

Tres cuencas sedimentarias que producen hoy hidrocarburos corresponden a la Patagonia: cuenca del Golfo San Jorge, Austral o Magallánica y Neuquina.

Trampas: pueden ser estructurales (pliegues, fallas) o estratigráficas (variaciones de permeabilidad en las capas sedimentarias).

Alternan capas porosas o portadoras de petróleo con capas impermeables, que obran como barreras.

ASPECTOS GEOLÓGICOS
· La Cuenca Neuquina conforma una extensa región petrolífera que comprende Neuquén, sur de Mendoza y oeste de La Pampa y Río Negro.

Comenzó a formarse en el jurásico con depósitos de origen continental y luego marino (en forma cíclica) ricos en materia orgánica.

· La Cuenca del Golfo San Jorge se ubica en la Patagonia central, entre los paralelos 43°S y 47°S , al sur de Chubut, norte de Santa Cruz y parte de la plataforma continental en el golfo (35%). Abarca 200.000 km2 de superficie.

Tiene origen en el Jurásico (medio), cuando se hundieron grandes bloques de corteza como producto de los movimientos de separación entre las regiones del continente Gondwana (hoy América del Sur y África), que acumularon en zonas más de 7.000 m de sedimentos.

El sistema de fracturas creado facilitó luego el ingreso del mar desde el Pacífico, con lo que en el oeste se acumuló un espesor mayor de sedimentos marinos que en el este.

En el sector este, se desarrolló una cuenca lacustre que continuó recibiendo sedimentos orgánicos hasta fines de la era secundaria.

· La Cuenca Austral se desarrolla:

gran parte en la provincia de Santa Cruz

la Región de Magallanes, en Chile

el este del Estrecho de Magallanes

la Isla Grande de Tierra del Fuego y su plataforma bajo el océano.

Tiene 170.000 km2 de superficie, de los cuales 23.000 km2 corresponden a la plataforma bajo el mar.

Se originó por la interacción de las placas sudamericana y antártica al momento de la separación de los continentes.

El hundimiento se desarrollo desde el Jurásico hasta fines del Terciario en forma variable. Esto originó la acumulación de sedimentos de hasta unos 8.000 m.