Rada Tilly

Desde el descubrimiento de América hasta 1810 aproximadamente, piratas y bucaneros ingleses hicieron de Rada Tilly una posta marina permanente. Desde esta posición estratégica podían controlar el desplazamiento de la Armada española.
El inglés Fitz Roy marcó la rada en sus cartas náuticas. También, Sebastián El Cano, Simón de Alcazabar, Hernando de Magallanes entre otros, vieron amaneceres y puestas de sol en sus escalas en estas tierras.
A fines del siglo XVII y por iniciativa del Brigadier Juan Gutiérrez de la Concha, designan con el nombre de Punta del Marqués y Rada Tilly a dichos accidentes costeros en honor al marino español don Francisco Everardo Tilly y Paredes marqués de la casa de Tilly. Este navegante estuvo al servicio de Carlos III ,quien valerosamente combatió en favor de la corona española a las flotas portuguesas.
Actualmente es una villa balnearia en la que el mar traza un perfecto semicírculo de cuatro kilómetros bordeados por una costanera con hermosos chalets. La playa es arenosa y apropiada para disfrutarla en verano, especialmente en marea baja, donde se practica carrovelismo, caminatas para relajarse o simplemente disfrutar del tranquilo paisaje. También ofrece lugar para bajada de lanchas, sitios para buceo, parapente, rappel, motocross y mountain bike.

Paseos

• Punta del Marqués: Al sur es el accidente costero más sobresaliente del Golfo San Jorge, en lel que se encuentra una Reserva de Lobos Marinos de un Pelo que se puede apreciar desde los miradores.

• Punta Piedras: Es el fin de un acantilado al norte de la Villa. Posee un mirador con excelente vista hacia Rada Tilly y Comodoro Rivadavia.

• Museo Regional: Muestra a la Patagonia en eras pasadas. Contiene un rico material histórico, paleontológico y los vestigios arqueológicos de las sociedades prehistóricas cazadoras recolectoras de la Patagonia. Además, se destaca una interesante muestra de fauna de la zona.